Cómo hacer un análisis DAFO de manera sencilla

Análisis DAFO

Comparte si te ha gustado

Tiempo de lectura 5 min.

Seguro que has oído hablar alguna vez del “análisis DAFO” (también llamado “análisis FODA”) y probablemente te suene a chino, pero tienes que saber que es una herramienta de las más útiles y poderosas para sacar adelante tus proyectos, tu negocio o cualquier plan de acción que quieras llevar a cabo.

Son muchos los pasos para definir y crear la estrategia de marketing de tu negocio. Definir tu nicho, establecer objetivos a corto y largo plazo, establecer embudos de venta, etc. El análisis DAFO también es parte fundamental de cualquier estrategia de marketing y aquí aprenderás cómo hacerlo de manera sencilla.

Ya quieras poner en marcha un negocio o darle la vuelta a un mal resultado en tu estrategia de ventas debes realizar este análisis y solo necesitas conocer 4 puntos clave que te afectan a ti y a tu entorno. Así que ve buscando lápiz y papel porque te harán falta. Pero antes de saber cómo hacer un análisis DAFO debemos comenzar por el principio.

¿Qué es un análisis DAFO y qué beneficios te aporta?

En primer lugar debes saber que al realizar un análisis DAFO lo que haces realmente es analizar tu negocio y tu entorno y así detectar una serie de debilidades y fortalezas propias que tienes a la hora de afrontar cualquier plan de acción, y además detectar amenazas y oportunidades que tu entorno te brinda (y que normalmente no conoces). Es decir, las siglas DAFO significan eso mismo: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Y así te lo muestro en este diagrama.

Cómo hacer un análisis DAFO

Conocer las fortalezas y debilidades de tu negocio te va a permitir poner en marcha planes sabiendo que tienes a tu favor y que tienes en contra desde el inicio. Y además, si te preparas, podrás reforzar ambas antes de poner los planes en marcha y afrontarlos más fortalecido.

En segundo lugar conocer las amenazas y oportunidades que tu entorno te pueda brindar te permite anticiparte y prever resultados por lo que estarás preparado para beneficiarte de esas oportunidades o esquivar esas amenazas que te impidan alcanzar tus objetivos así como tomar decisiones más rápidamente al afrontar un cambio de estrategia si fuera necesario.

En definitiva, conocer tu negocio (tus productos, tus servicios, tus precios, etc) y a tu entorno (quien es tu competencia, sus precios, la situación económica, etc) te sitúa en una posición privilegiada a la hora de establecer tus estrategias. Y esto se consigue realizando un análisis DAFO.

¿Ya tienes el lápiz y el papel? Pues vamos a ello.

¿Cómo hacer un análisis DAFO?

Para realizar este análisis debes examinar los 4 puntos de los que hemos hablado de manera individual y en mucha profundidad evaluando todos los aspectos que sean posibles.

Analiza tus fortalezas

Aquí debes analizar las fortalezas propias de las que dispongas tu o tu negocio. Evalúa cuáles son las ventajas competitivas que posees. Puedes hacerte muchas preguntas, como por ejemplo:

  • ¿Qué ventajas tiene tu negocio sobre otros similares al tuyo?
  • ¿Qué hace tu negocio mejor que otros negocios?
  • ¿Por qué vuelven tus clientes?
  • ¿Qué hace que tus productos o servicios sean mejores que los de la competencia?
  • ¿Tienes algún producto estrella?
  • ¿Qué puntos fuertes ven los demás es tu negocio?
  • ¿Qué extra aportan tus productos o servicios?
  • ¿Es tu margen de beneficios mayor que el de la competencia?
  • ¿Tienes algún acuerdo ventajoso con tus proveedores?
  • En caso de tener empleados, ¿Que extra aportan tus empleados a tu negocio?

Examina tus debilidades

A todos nos resulta difícil reconocer ciertos aspectos negativos en nosotros mismos y reconocer que tenemos ciertas debilidades o, que simplemente, hay cosas que hacemos mal, pero de eso se trata. De reconocer esos aspectos que nos sitúan en una desventaja competitiva. Analízate con sinceridad haciéndote algunas (o todas) de estas preguntas:

  • ¿Qué habilidades te faltan para gestionar mejor tu negocio?
  • ¿Qué problemas encuentras en tu día a día al gestionar tu negocio?
  • ¿Por qué hay clientes que no vuelven?
  • ¿Cómo podrías mejorar tu servicio al cliente?
  • ¿Por qué no genero más ventas?
  • ¿Qué aspectos puedes mejorar de tu local o de tu página web?
  • ¿Qué les falta a tus productos para ser mejores?
  • ¿El precio de tus productos es el adecuado?
  • ¿Que desventajas ven tus clientes en tu negocio?
  • ¿Por qué tus clientes compran a tu competencia y no a ti?
  • ¿Cuáles son las actividades que suponen mayores costes para tu negocio?
  • ¿Que parte de tu negocio no se gestiona bien por falta de recursos?
  • ¿Por qué tus empleados no están contentos con tu gestión de equipos de trabajo?

Revisa tus oportunidades

Analizar las oportunidades externas también puede resultar algo complicado ya que es necesario conocer en profundidad el sector en el que te vas a desarrollar por lo que te recomiendo hacer un estudio de mercado en profundidad. El fin que se busca al analizar las oportunidades que el entorno te otorga no es solo vender más, sino obtener reputación, contactos y a fin de cuentas asentar tu marca. Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Puedes atraer a otro tipo de clientes distintos a los que ya tienes?
  • ¿Puedes ampliar tu cartera de productos para cubrir nuevas necesidades de tus clientes?
  • ¿De qué tipo de ayudas o subvenciones estatales te puedes beneficiar?
  • ¿Puedes ampliar tu negocio a otros mercados?
  • ¿Puedes implementar nuevos canales de venta?
  • ¿Tus productos pueden adaptarse fácilmente a nuevas tecnologías o modas?
  • ¿Es posible colaborar con tu competencia en beneficio mutuo?
  • ¿Es posible colaborar con tus proveedores para que ambos incrementéis las ventas?
  • ¿Puedes adaptar tus productos a nuevas formas de venta?

Estudia tus amenazas

Como último paso del análisis DAFO debes estudiar las amenazas externas. Examina las amenazas que sufra el sector en general y tu negocio en particular y que puedan debilitar tu plan de acción. Ten en cuenta que aquí estás analizando los factores externos que pueden hacer fracasar tu negocio o debilitar tu marca. Hazte preguntas como:

  • ¿Qué nuevos productos se han lanzado que pueden sustituir a los tuyos?
  • ¿Qué nuevos competidores han entrado en mi mercado?
  • ¿Quién hace lo mismo que tú y lo hace mejor?
  • ¿Qué planes de marketing de tus competidores te hacen perder clientes?
  • ¿Qué nuevas tendencias siguen tus competidores y tú no?
  • ¿Ha habido un cambio en las necesidades y gustos de tus clientes?
  • El crecimiento de tu mercado ¿es demasiado rápido o demasiado lento?
  • ¿Qué cambios en tu entorno (político, económico o social) pueden perjudicarte?
  • ¿Qué obstáculos puedes encontrarte en el futuro?
  • ¿Tienes problemas para financiar tu negocio?
  • ¿Tienes suficiente cash para mantenerte sin ventas en el inicio?

Realizar un análisis DAFO no es más que analizar en en profundidad tu negocio y el entorno en el que te vas a desarrollar respondiendo a algunas preguntas  y, como te dije al principio, lo puedes hacer para emprender un nuevo negocio, un nuevo proyecto o cualquier plan de acción que quieras llevar a cabo. 

Como ves puedes realizar un análisis DAFO de forma sencilla y así impulsar tus ventas.

Para saber más sobre el análisis DAFO te recomiendo…

Si quieres aprender más sobre el análisis DAFO te recomiendo los siguientes libros, cómpralos en Amazon.es:

¿Te ha gustado este artículo? ¿Te parece útil esta herramienta? ¿Tienes pensado usarla o la has usado ya? Déjame tus comentarios mas abajo.

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares