Reuniones de briefing. ¿Por qué son necesarias?

Reuniones de briefing

Comparte si te ha gustado

Tiempo de lectura 2 min.

Hace unas semanas hablamos de cómo hacer reuniones de trabajo efectivas y por qué a veces nos convocan a reuniones que son totalmente innecesarias y resultan una perdida de tiempo. Pues bien, en este artículo te voy a hablar de las reuniones de briefing y por qué es el tipo de reunión más útil que puedes realizar.

¿Qué es una reunión de briefing?

Una reunión de briefing, o reunión de estatus, es una reunión corta que se realiza al principio de cada turno. Este tipo de reunión tiene el objetivo de planificar el turno que tienen los asistentes por delante. Aquí se revisa el estatus de los objetivos personales y globales hasta ese momento, se revisan las ofertas vigentes, las tareas pendientes del turno anterior o del día anterior, etc. El objetivo es trasladar al equipo las acciones claras que hay que acometer de forma urgente y dar al equipo una visión global de los objetivos de la empresa a muy corto plazo.

Realizar una reunión de briefing mejorará la comunicación y eficacia del equipo además de mejorar el ambiente de trabajo. Con estas reuniones evitarás malos entendidos que a veces se dan al trasladar información y evitarás que el equipo cometa errores debido a la falta de información. También sirve para que todos tengan unas directrices claras.

¿Como hacer una reunión de briefing?

Aquí te muestro algunos imprescindibles para tener una buena reunión de briefing y algunas sugerencias:

  • Debes realizarla cada día al inicio de cada turno con todas las personas que se incorporan al trabajo.
  • Procura tener una pizarra, tablón o algún elemento donde mostrar datos.
  • Debes recopilar los productos en oferta, los productos clave donde deben poner foco de venta y tareas pendientes que se deben realizar de inmediato.
  • Procura tener los datos de venta actualizados, tanto los personales como los globales. Muéstralos a todos de forma conjunta y felicita a los que tengan mejor resultado.
  • Esta reunión no debe durar más de 10-15 minutos. Te recomiendo que la realices de pie para que los asistentes mantengan la atención.
  • Procura que todos participen y comenten pros y contras que se encuentran en el día a día sobre la venta de productos, ejecución de estrategias, etc.
  • Aprovecha este momento para que los asistentes compartan información. Si a alguno se le da muy bien una tarea o tiene una técnica propia para vender un producto invítalo a que la compartan con el resto y expliquen como la realiza. No temas abrir un debate.
  • Este es muy buen momento para asignar tareas diarias en caso que lo necesites.

En definitiva, una reunión de briefing es una herramienta de productividad necesaria que mejorará el trabajo en equipo en la mayoría de negocios.

Para leer te recomiendo…

Si quieres aprender más sobre las reuniones de briefing y reuniones rápidas te recomiendo los siguientes libros, cómpralos en Amazon.es:

¿Te ha gustado este artículo? ¿Vas a aplicar estas pautas en tus jornadas de trabajo? Déjame tus comentarios más abajo.

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares